Seis Toros Seis

| 24 septiembre 2009 | |
El sábado doce de Septiembre asistí a un evento de esos que acostumbran a organizar los operadores turísticos. Dicho evento se llevó a caba en un cortijo, en el de los Hnos. Armillita, afamados toreros del Estado [Aguascalientes]. Saliendo de la agencia, Ricardo y yo nos dirigimos hacia allá, está algo retirado, en el municipio de Jesús María. Llegamos cerca de las tres de la tarde, como recibimiento nos tomaron una foto con miembros del ballet folclórico que actuaría esa misma tarde.


El día fue agradable, pues a pesar de que por momentos salía el sol, soplaba un aire fresco, y pues mejor con unas cervecitas que nos hicieron el favor de ofrecernos. El primer acto fue un mariachi que tocó desde 'Cielo Rojo' hasta el 'Mariachi Loco', después nos sirvieron la 'exquisita' comida: paella. Con lo que me 'encanta'.


¿Recuerdan que en otro evento al que asistí tuve que participar en una dinámica [pretexto] en la que las mujeres tenían que correr [histérica y apasionadamente] hacia mí?, pues les presento a una de las chicas [afortunadas] que tuve que [rodear con mis musculosos brazos] cargar [la rubia de ojo claro de la derecha]:


Bueno. La comida se acababa, el mariachi calló, las cheves seguían. Y yo sólo pensaba en lo que estaba por venir, el evento principal: el ballet folclórico... Neee, obviamente no esperaba eso, esperaba: TOREAR. Ricardo y yo fuimos a ver a la bestia con la que tendríamos que enfrenarnos. Al encontrarla, sus ojos no se distraían ni un solo momento de nosotros, queriéndose imponer. No había marcha atrás, nos teníamos que ver cara a cara en el ruedo.

Pidieron voluntarios para realizar el evento, fuimos ocho los valientes [incluyendo dos mujeres]. Nos dieron nuestros capotes, y abrimos plaza. Tras recibir las 'instrucciones del juego', nos pusimos a jugar a la 'Rueda de San Miguel':



Eeemmm... digo, nos pusimos en círculo para que la bestia nos envisitera con esa enorme cornamenta. Él eligiría al afortunado. Golpeó a un señor que estaba a una persona de distancia de mi. Por el sonido local se escuchó '¡Corran!', que era nuestra señal para tomar posición en los burladeros.


Tras haber pasado cuatro toreros, era mi turno. Estando en el ruedo me pregunta un tipo -¿quieres muleta o capote?-, a lo que respondí, capote -No, mejor ten la muleta-. Mi faena esta por empezar, caminaba con piso firme, con mi mirada en aquella enorme bestia, de ojos ardiendo en fuego.

No sabía si recibirlo con una chicuelina, una verónica, el pase lo decidiría al tenerlo a sólo unos centímetros de distancia.





El público sería el encargado de decidir qué faena sería la que se llevara el rabo y las dos orejas [televisión LCD de chorromil pulgadas] mediante su aplauso. La ganadora fue una espontánea, cuyo nombre artístico fue 'La Bombón Asesino'. Esta vez no tuve suerte.

Así es como mi fugáz vida como torero se desarollo en escasos cinco minutos, y sin derramar una sola gota de sangre.

Cheers!

2 Opiniones:

Taker Says:
vie. sep. 25, 11:46:00 a.m.

Jajajajaja chale

Me dió risa como lo redactaste (y eso que no te ví cuando lo hacias :P)

¿Que es la muleta?

Saludos!

ѕeяcн Says:
vie. sep. 25, 01:16:00 p.m.

Taker:

Pos que weno que le dió risa, era el objetivo, hacer de un tema 'serio' algo cómico. Ja!

Está siendo sarcástico, ¿verdad? jojo.

Muleta es lo que traigo en las manos en las últimas 4 fotos. Este se diferencia del capote porque es rojo y no rosa con amarillo, además tiene una varilla a lo largo de la muleta, cosa que el capote no. Además, la muleta es rectangular y el capote... como... rara.

saludos!