I Love This Game

| 24 enero 2017 | |
Después de no sé cuanto tiempo regresé a una de las actividades que desde niño me apasionó: el basquetbol.

Fue durante los primeros años de primaria cuando me sentí atrapado por este deporte, el cual, lo jugué al menos durante 9 años, desde primaria hasta la preparatoria, en realidad, ha sido el único deporte que practiqué en serio, pues, el futbol sólo era de manera esporádica y la verdad era medio tronco, quizás por eso jugaba de defensa, así, mínimo estorbaba.



El por qué lo dejé de practicarlo se debió a diferentes factores, pero los principales, creo yo, fueron las responsabilidades, primero las universitarias, después las laborales por lo cual, pasé de jugar 5 días a la semana cuasi relgiosamente a 'a ver cuando tengo chance... y ganas'.

Hace tres años abandoné el gimnasio y con eso llegaron los kilos de más, hasta el año pasado que retomé el gym sin los resultados esperados por diferentes circunstancias, así que decidí [probablemte rodeado por la nostalgia] regresar mínimo a canastear, pues las rodillas ya no me dan para brincotear como antes.


Hoy fue mi primer día [porque los lunes no abren el parque], y como era de esperarse, el tiempo no pasa en vano, estoy oxidado, no logré encestar más de dos intentos seguidos, tiros cortos o tiros con demasiada galleta, me cansé más de ir detrás del balón [la desventaja de ir solo], el consuelo que me queda es sólo el principio.

0 Opiniones: