Delincuencia

| 16 enero 2017 | |

Hace unas semanas hablé del dolor de cabeza que implica ser víctima de la delincuencia, pues parece que las personas encargadas del proceso de la impartición de justicia no desean hacerlo.

Pues bien, el día de ayer por la noche, entraron a robar a la casa de una vecina, al darnos cuenta se marcó al flamante y recién instaurado 911; estuvimos esperando a que llegara una patrulla aproximadamente 20 minutos [!y eso que era la patrulla más cercana¡], si hubieran tardado un poco menos, habrían cachado al ladrón, pero pues no pasó.

Realmente, el hecho de que llegue la policía o no parece no tener importancia, pues, ni siquiera  se levanta un acta de los hechos; el agente que llegó sólo se encargó de revisar superficialmente y emitir el juicio 'sólo se llevaron chucherías'. ¡No mames!, entraron en propiedad privada, ¿eso no es delito? ¿cualquier imbécil puede violar una cerradura y entrar a tu casa y llevarse tus 'chucherías'?

Si esa es la gente encargada de impartir seguridad y justicia, ¿qué podemos hacer? Bien dijo una amiga, por eso la gente empieza a hacer justicia por su propia mano, por la ineficiencia de la autoridad.

0 Opiniones: