Life goes on as it never ends...

| 23 junio 2012 | |
Fue hace trece años y medio que dejé de verla, en días pasados, nos reencontramos.

Al volver a verla, era notoria su delgadez, si bien nunca fue una mujer llenita, tampoco era tan delgada.  Su sonrisa es la misma que recordaba, siempre tenía una sonrisa para todos, hasta para los que no fuimos sus amigos cercanos. El brillo de sus ojos oculta a la perfección la tristeza y el miedo que imagino que ha de sentir.

Su vida cambió en varios sentidos, se cambió de país, se casó y tristemente, tiene cáncer. Pero, aparentemente, eso no la ha hecho desistir, no se ha abandonado, ni ha dejado de luchar, que creo, en esos casos, es una de las partes más importantes para sobrellevar este tipo de enfermedades.

No sé si fue la última vez que la vi, espero de corazón que no sea así.

1 Opiniones:

Mish Says:
dom. jun. 24, 12:04:00 a.m.

Ojalá que ella si pueda vencer la enfermedad...y creo que todos esperamos que pronto se encuentre una cura efectiva...

Saluditos!