What?!

| 12 mayo 2012 | |
La gente con la que no llevo una relación estrecha y se quiere hacer la graciosa corre el peligro de parecerme pedante además de ser un factor determinante en la forma en cómo me dirigiré hacia esa persona.

Siempre he dicho que uno de los cientos de factores para que uno crezca es el aprender a reírse de uno mismo, pero cuando una persona que a duras penas te conoce y quiere hacer bromas o burlarse de ti o de cierta situación me parece, en cierta medida, ofensivo.

Que alguien a quien apenas trato pase y me diga ‘ya no vendas tanto’ acompañado de una risa, no una, sino en cada oportunidad que tiene y como si su café vendiera lo que vende un Starbucks, por ejemplo, me parece grosero, sobre todo porque no es la forma en que yo me dirijo hacia esa persona.

Cheers!

2 Opiniones:

Aroma a Café Says:
dom. may. 13, 06:42:00 p.m.

No pues te doy toda la razón. Es que cuando uno tiene una forma diferente de pensar a la de las masas y no te conocen, no te hace nada de gracia sus bromas a la ligera que incluso en cierta forma y no es por justificar pero suelen ser hasta "imprudentes". También trato de reírme de mi misma pero hasta "mi" se enoja conmigo, es todo un reto pero como dicen, "a los demás jamás les darás gusto" ...¡luz!

Mish Says:
jue. may. 17, 11:43:00 p.m.

Cuando me contaste sobre eso, me cayó muy mal...antes como que me daba lo mismo..pero ahora, procuro ni voltear para no verle la cara....

Mejor que se dedique a hacer lo suyo y que deje de fregarte..

Saluditos!