Something for nothing...

| 28 marzo 2011 | |
Hace un buen rato no hablaba sobre mis días en el gym, y he querido hacerlo desde el miércoles pasado.

Una de mis quejas principales siempre ha sido el cambio contínuo de instructores, no le agarra el modo a alguno cuando los cambian, por el motivo que se le ocurra inventar al dueño [y siempre ha de terminar cayendo en contradicciones].

Semana y media atrás, mi instructor [y nutriólogo] se salió porque encontró otro lugar donde le pagan mejor [no lo dudo, acá les pagan una miseria] por lo cual estuve tres días sin instructor. El miércoles de la semana pasada llegó uno nuevo que lo puedo definir fácil con una palabra: MAMÓN.

Cuando uno llega a un nuevo trabajo, lo que hace uno es presentarse con sus compañeros y 'ponérse a sus órdenes' [nunca me gustó esa expresión]. Pues bien, la hora y media que estuve en el gym, este pelafustán se dedicó a platicar con una chava ignorándonos a todos los demás, por lo cual, no se presentó. El jueves lo mismo, el viernes, llevó a su noviecita y se paseó por las instalaciones rasurándose... y hoy lunes... pa' qué sigo.

La buena noticia es que, hoy fue su último día -de su breve estancia-. Ahora tengo una instructora que, al menos, dejó una muy buena primera impresión. En cuanto terminé de calentar se me acerca y se presenta además de ponerme una rutina y estar al pendiente, lo que se supone, mínimo debe hacer un instuctor... y una persona educada.

Quizás me pueden decir que soy muy quisquilloso, pero la verdad, para mi cuenta mucho la primera impresión, aquel tipo demostró ser un patán, y no sólo a mi, sino a varios usuarios.

Karma.

Cheers!

1 Opiniones:

Mish Says:
mar. mar. 29, 12:13:00 a.m.

Y por qué no te gusta esa frase? tu estás a mis ordenes! muajajaja...

Si, la primera impresión no se olvida, aunque puede modificarse con el tiempo...pero en este caso dudo que eso pasara..además ya no le dieron tiempo...jajaja caput!

Se me hace loco eso de estar paseandose con la novia en el gym y rasurandose!

Saluditos!