Los muy muy...

| 10 octubre 2009 | |
Lo sucedido el martes pasado en el antro mamón hizo que me acordara de una situación similar, que me ocurrió a principio de este siglo [jaja, ¿a poco no se ecucha chido?], en un antro que por aquel entonces era la onda güey, el antro más mamón y fresa de toda la cuidad, en ese entonces había como dos o tres antros. El antro en cuestión se llamaba Bäsha.

Nunca he sido alguien que guste de asistir a esos lugares, quizás por razones como: NO me gusta bailar y me caga la gente mamona y ahí abundan. Sin embargo, durante mi época universitaria asistí con cierta frecuencia, pues a mi amiga Yadira le encantaba eso del baile [¡pagana!], aunque asistíamos la mayor parte del tiempo a un antro de 'ambiente texano' llamado 8 Segundos. Sí, lo sé... más bien, no sé que hacía ahí, lo que hace la amistad.

En fin, volviendo al Bäsha, la única ocasión que puse mis pies en ese templo de la mamonería fue para el cumpleaños de mi amiga Érika, quien había reservado algunas mesas para nosotros y sus demás amigos. Ese día pasé por Yadira y Paola a su casa para llegar juntos. Ya estando ahí en la entrada del antro, fuimos testigos de lo de siempre, de los influyentes adinerados y demás mamonería. Nosotros por más que dabamos el nombre de nuestra amiga y que teníamos reservación no nos dejaban entrar.

Llamamos a Érika para platicarle la situación, ella salió para decirle al mamón cadenero [me cae que les das tantito 'poder' y se sienten el presidente de la República... comunista] que teníamos reservación, tras unos minutos de plática ente ambos, se acerca el imbécil y dice:

* Pasen... pero sólo Ustedes dos -apuntando a mis dos amigas-
* ¿por qué sólo nosotras? -pregunta Yadira-
* Porque ya hay muchos hombres allá adentro..

Dicho argumento nos causó mucha risa, como todos los que usan, por pendejo. Mi amiga Eri, logró hacer que el tipo cambiara de opinión y nos dejara entrar a los tres. Cuando pasé junto al cadenero le dije -Si quieres me pongo un par de bubis para la próxima, mamón-

Ese día juré que no me volvía a parar ahí, y así fue. Por cierto, ahí tampoco gasté un centavo, un amigo de Érika, Poncho, se encargó de pagar nuestra cuenta.

Cheers!

3 Opiniones:

Taker Says:
lun. oct. 12, 09:21:00 a.m.

Cuando dejes de estar en los 'tes' y estés en los 'tas' dejará de sonarte chido referirte al siglo pasado jajaja (xD)

O sea que nomas por ser wey te discrimaron aquella vez?. Ahora, al decirle eso bien podías haber ido de nuevo para afuera ¿no?.

Saludos!

Martha (Mish) Says:
lun. oct. 12, 11:57:00 p.m.

Aaah, no me acordaba que te habían dicho semejante babosada...bueno, de eso viven, de hacer y decir babosada y media... aparte de poner cara de "malos" babosos..

Yyyyyyyyy! tal vez era gay, y le dió envidia estar afuera y que adentro hubiera mucho hombre...aaaaagggggrr!

Saluditos!

ѕeяcн Says:
mié. oct. 14, 11:17:00 a.m.

Taker:

Nel, no creo, a menos
ahora que estoy a unos
meses de dejar los 'tes'
no me parece así.

Eso de 'tes' y 'tas' me
recuerda una rola de Lazcano Malo.

Sip, sólo por ser wey. Pues pudo
ser una posibilidad, pero ya vi
que no fue así, jojo.

Saludos!

Mish:

Ah, pos que mala memoria, eh?
jaja, ntc. Jajaja, que tal
la cara de 'malos' que ponían
estos con los que estabamos
afuera...

Jajaja, puede ser que eso
fuera, jajajaja, pero pos
que menso, pudiendo ser
de 'seguridad' para 'catear'
a los hombres.. jojo.

Salditos!