| 21 diciembre 2012 | |
A fin de cuentas, la app del Blogger no fue ayuda para que escribiera un poco más, la propia incomodidad de escribir en un teléfono es suficiente para desanimar.

En los últimos meses el changarro ha ido cambiando. Las famosas chaskafrutas dejaron de ser un hit, y en vez de ser negocio empezó a ser un problema, sobre todo en la cuestión del gasto de energía; se tomó la decisión de sacarlo de la línea del changarro y al menos, nos ahorramos una muy buena cantidad de lana que podemos utilizar para otra cosa.

Curiosamente, creí que el congelador sería el primero en venderse, y no fue así, fue la máquina de hacer los helados, lo curioso del caso es que, terminó comprándola una persona de otra cuidad. Que tenga suerte.

Para cubrir el hueco que dejaron las chaskas, arriesgamos a meter -más- playeras, pues teníamos unas diseñadas por mi hermana. Han tenido un ritmo lento, pero se ha ido incrementando. Quizás es momento de tomar otro rumbo definitivamente.

1 Opiniones:

Anónimo Says:
mié. ene. 30, 12:01:00 p.m.
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.