Men at work...

| 24 abril 2012 | |
Poner música  a todo volumen es, aparentemente, la mejor solución para intentar al menos, opacar el ruido que ha ido aumentando desde el pasado veintiocho de enero de este dos mil once.

Las obras de remodelación de la Av. Madero llevan dos meses y medio y al menos, siendo muy optimistas, falta otro mes y medio, repito, siendo muy optimista.

Nuestra queridísima alcaldesa aseguraba (y asegura), que dichas obras no matarían en estos meses, la vida comercial y cotidiana de la arteria y hasta nos llenó de spots en radio y tv que repiten una y mil veces dicha mentira. [Por aquello que una mentira dicha mil veces se convierte en verdad…]

Uno que tiene que vivir seis días a la semana la ausencia de clientes principalmente, seguido de los efectos secundarios, como la tierra a toneladas, ruido de maquinarias pesadas, picos, palas, automovilistas histéricos que, dentro de su pendejismo, piensan que tocar cien millones de veces el claxon la fila de automóviles avanzará con rapidez… y más ausencia de clientes, sabe perfectamente que esto está muerto.

Sin mencionar los ojos irritados, dolores de cabeza frecuentes y desesperación.

Con la esperanza de que al terminar las obras se reactive el comercio, tal y como jura y perjura la alcaldesa, miro la obra inconclusa y no tengo mas que resignarme y esperar a que el tiempo corra y dicte sentencia.

Cheers!

1 Opiniones:

Mish Says:
jue. abr. 26, 10:44:00 p.m.

Y todo para que llegue un nuevo y "flamante" alcalde que deshaga todo lo hecho por el anterior y así sucesivamente...

Hay que reclamarle a la mujer...ya lo hicistesssssssssss?

Saluditos!