4 de Julio...

| 05 julio 2010 | |
El día de ayer se llevaron a cabo las elecciones para Gobernador y Presidente Municipal, evento en el cual me tocó participar por segunda ocasión. Sin embargo, ésta vez mi papel a desempeñar el de suplente. Aún así tuve que levantarme en domingo a las siete de la mañana para estar en la casilla a las siete treinta.

Como la casilla se encuentra cerca de mi casa, me fui a pie y llegué casi que con puntualidad inglesa [no puedo negar la cruz de mi parroquia]; cuando llegué a mi casilla correspondiente, me dirigí con quien imaginé era la presidenta de la misma, y así fue.

Casi al mismo tiempo llegaba un señor que decía ser suplente también. Unos minutos después, el señor se dirige hacia mi para preguntarme si no debíamos ayudar a los titulares de la casilla, a lo que respondí: 'Quizás, pero ahorita no, se empieza a armar a las ocho en punto como lo marca el reglamento [por eso la gente ignorante piensa que las casillas 'abren tarde'], no ahorita, como lo están haciendo, faltan 15 minutos'

Minutos más tarde, resultó ser que el señor no sabía lo que iba a hacer, pues resulto ser un observador de partido. De ese grado es la capacitación que recibe ésta gente, además de, imagino, su domingo y su lunch.
Un observador que sabe lo que va a hacer, fácilmente hubiera reaccionado al escuchar que 'las casillas no deberían instalarse sino hasta las ocho'. Él ni en cuenta. Quizás otro la hubiera hecho de emoción.

Fui el tercero en votar, pues aunque yo no tenía nada que hacer ahí ya que estaban completos los funcionarios titulares, no iba a dar dos vueltas, así que decidí perder mi tiempo -al fin y al cabo me hicieron madrugar- y esperar para votar.
La primer persona, tenía un semblante de orgullo por ser el primero en la línea, la presidenta lo llama, él entrega su credencial y de manera inmediata, recibe sus boletas, entra a la mampara muy decidido. Empiezo a escuchar a lo lejos a los observadores de los partidos decir 'no está en la lista, no está' para que segundos después, la secretaria se diera cuenta de lo mismo.

Su primer participante y su primer error: NO se debe entregar las boletas sin antes verificar que la persona se encuentre en la lista nominal. Cuando el votante salió de la mampara le comentaron sobre el hecho, tras lo cual, no quedó de otra mas que anular sus votos. Siguiente error: NO colocar las boletas invalidadas dentro de las urnas.

Pasó la segunda persona sin problemas y luego yo. Diría que aprendieron rápido, pero no fue así. Me entregaron mi credencial antes de marcarme mi dedo. Si yo fuera una persona ventajosa, me hubiera ido y regresado después para votar de nuevo. Pero mi educación me lo impide.

En cuanto al resultado de la elección no me sorprendió, ya semanas atrás comenté cuál según las tendencias, era el pronóstico más probable, sin embargo, se dio con un margen más reducido. En fin, se irá el coco y vendrá el borrachín, además de una extensión de gobierno del primero.

Al fin y al cabo, era el oficial del gober.

Cheers!

1 Opiniones:

Martha (Mish) Says:
mar. jul. 06, 12:23:00 a.m.

Y que cara puso el señor cuando le anularon sus boletas?

Pobre..tan emocionado que andaba..jajaa

Pues muy mal que no los hayan capacitado como debe de ser...pero bueno...

Y tuviste que dar dos vueltas...xD...pero bueno, ya no era lo messssssmo..

Saluditos!